Los métodos de disciplina positiva que utilices con tus hijos deben ser adecuados a su edad y etapa de desarrollo.

Niños desde el nacimiento hasta los 3 años

Supervise siempre a sus hijos, detenga su comportamiento desagradable con una voz clara y firme, distráigalos con otras cosas.

Niños de 3 a 8 años

  • Explica las normas y el comportamiento esperado repetidamente .
  • Da una orden cada vez; habla de forma clara y concisa.
  • Ignora el comportamiento que no sea peligroso.
  • Distrae a los niños con otra cosa.
  • Utiliza las palabras «cuando» y «entonces», y nunca como amenaza.
  • Utiliza un límite de tiempo para calmar a los niños: 1 minuto para cada grupo de edad.
  • Ignora a los niños dentro del límite de tiempo.
  • Utiliza consecuencias naturales y lógicas para enseñarles cuáles son las consecuencias del comportamiento. Utilícelos inmediatamente después de un comportamiento inadecuado.

Ejemplos

1) Un niño rompe un juguete y no recibe otro.
2) Un niño ensucia una pared y tiene que limpiarla.

En lugar de reprocharles y gritarles, nuestra labor como padres hacer que entiendan que sus acciones tienen consecuencias, por lo tanto debemos eliminar algunos privilegios en función de la edad de los niños.

Aquí te mostramos algunas de las consecuencias que se podrían llegar a dar según qué situaciones y edades:

  • Niño de 3 años: se golpea repetidamente en la zona de arena del parque. Ya no va al parque infantil.
  • Niño de 4 años: tira la muñeca de su hermana al retrete. No puede jugar con los juguetes de su hermana
  • 5 años: se sienta sobre el hermano mayor. No puede contar cuentos para dormir.
  • 6 años: rompe el puzzle de su hermano. Se queda en casa mientras su hermano juega fuera
  • 7 años: Responde a sus padres. No ve su programa de televisión favorito.

Poco a poco, el niño irá asimilando y recordando que no debe actuar sin pensar si no quiere verse privado de las cosas que le gustan.

También te puede interesar leer:
La disciplina positiva en casa

Disciplina Positiva entre Madre e hijo
Disciplina Positiva entre Madre e hijo