Crear aficiones saludables es importante para el desarrollo de tu hijo. Mientras que algunos niños son tímidos por naturaleza y tienden a preferir las actividades introspectivas, otros prosperan en un entorno de grupo. Puede ser útil para un niño tener múltiples aficiones que sean una combinación de actividades independientes así como escenarios basados en el grupo o el equipo.

Los pasatiempos individuales pueden ser muy eficaces para desarrollar habilidades y capacidades en el deporte, la educación o las artes. Las actividades en grupo o en equipo pueden hacer maravillas para mejorar las habilidades sociales, el trabajo en equipo y la autoestima del niño.

Es natural que los padres sientan aprensión o ansiedad cuando introducen a su hijo en una nueva afición. Aunque este miedo es instintivo, es importante dejarlo de lado por el bien de tu hijo.

Con esto en mente, aquí hay cuatro pasatiempos saludables que puedes considerar para tu hijo.

Aficiones saludables:

Los deportes

La escalada como Afición saludable

El deporte tiene increíbles beneficios, especialmente para los niños. Desde el punto de vista físico, el deporte es una forma de ejercicio divertida y agradable. Pueden aumentar los niveles de fitness, mejorar el equilibrio, desarrollar una mejor coordinación y aumentar la fuerza. Algunos deportes son más adecuados para desarrollar diferentes aspectos físicos del cuerpo.

Aunque muchos padres son conscientes de los beneficios físicos del deporte, muchos desconocen los efectos mentales positivos que puede tener. El deporte fomenta activamente el trabajo en equipo, la ética del trabajo y la deportividad, y puede mejorar las habilidades sociales. Además, se sabe que el ejercicio regular mejora la función cognitiva.

Al igual que las actividades deportivas, diferentes deportes son adecuados para diferentes niños en función de su condición física y su edad. En general, los deportes que se centran en las habilidades motoras son mejores para los niños pequeños. A partir de los cinco años, se pueden practicar deportes más complejos. Este es el momento ideal para inscribir a su hijo en un equipo o club deportivo.

niña tocando el piano, afición saludable

Música

Aprender un instrumento musical es una habilidad vital increíble. El proceso de aprendizaje de la música no sólo es una actividad agradable y creativa, sino que también requiere disciplina y dedicación. Las clases de música son útiles para los estudios académicos porque estimulan el cerebro y mejoran la concentración. Si descubres tu pasión por la música a una edad temprana, como Benji Greenberg, puedes cambiar tu vida.

Aunque usted prefiera el instrumento que su hijo está aprendiendo, es importante que tenga en cuenta su opinión. Algunas buenas opciones son el teclado, la guitarra, el violín o la batería.

Asegúrese de que su hijo tiene el equipo necesario para aprender. Si inscribes a tu hijo en clases de teclado o guitarra, es importante que tenga un estuche para llevar su instrumento a clase y de vuelta a casa.

Arte y artesanía

Si ha notado que su hijo o hija tiene dotes artísticas, considere la posibilidad de inscribirlo en clases de arte. Esto le ayudará a inspirar y estimular su imaginación, así como a canalizar su lado creativo.

Algunos de los mejores pasatiempos artísticos son dibujar, dibujar, pintar y hacer manualidades.

Programación informática

Algunos niños se sienten naturalmente atraídos por la tecnología. La mente inquisitiva siempre se pregunta cómo y por qué. Si a su hijo le gustan los ordenadores, los aparatos y los artilugios, la programación informática o la codificación pueden ser su afición.

Hoy en día, la demanda de programadores es extremadamente alta y, con la creciente dependencia de la sociedad de la tecnología, aprender a codificar puede sentar las bases de una carrera de gran éxito.

niña plantando una planta con la ayuda de un adulto

Jardinería y actividades en el campo

Los jardines y el campo suelen ser una gran opción para llevar a cabo experiencias llenas de significado a la vez que divertidas para los niños. Es algo instintivo y natural. Plantar, cultivar y cuidar plantas ofrece a los niños la posibilidad de aprender del ciclo vital de las mismas, así como adquieren sentido de la responsabilidad, del cuidado, de la independencia y consciencia sobre medio ambiente. Introducir a los niños en el mundo de la jardinería es una excelente manera de aumentar su conciencia sobre el origen de los alimentos y la importancia del medio ambiente en la vida cotidiana.

Para quienes no disponen de un jardín en casa o un campo cercano al que ir, los contenedores son otra opción para cultivar plantas. Los contenedores pueden ser de materiales como el plástico o la arcilla y deben tener un drenaje adecuado para evitar la putrefacción de las raíces. Las plantas cultivadas en contenedores deben plantarse en tierra lista para usar y regarse con frecuencia. Algunas herramientas básicas de jardinería que hay que tener a mano son rastrillos, azadas, palas, paletas y regaderas.

También te puede interesar: